sábado, 23 de febrero de 2013



Cuando las legítimas ideas políticas dejan de serlo...se convierten en la insoportable necedad de la demagogia.

 

Actores con y contra el sistema

Willy Toledo tiene tres casas y una finca; Pilar Bardem, una sociedad patrimonial; y los Verdú-Larrañaga, once empresas. 




Las muchas empresas y propiedades inmobiliarias que acumulan nuestros actores más contestarios demuestran que el capitalismo que tanto denostan no les sienta nada mal. 

Del análisis de las cuentas de los interprétes que dieron la nota en la pasada gala de los Goya se extraen cuatro conclusiones: tienen una situación económica envidiable; acumulan empresas pero no trabajadores (la mayoría de ellas carece de empleados); tienen por costumbre no presentar las cuentas en el Registro Mercantil, pese a que es obligatorio; y gozan de una especial protección por parte de algunos registradores de la propiedad, que niegan información de famosos, prebenda de la que el ciudadano de a pie no disfruta.



 La mayor incongruencia de la noche la protagonizó la extraordinaria Maribel Verdú, mejor actriz por su papel en «Blancanieves»: «Me gustaría dedicar este Goya a toda esa gente que ha perdido sus casas por culpa de un sistema quebrado que permite robar a los pobres para dárselo a los ricos». En 2010, la misma Maribel Verdú prestó su imagen -cobrando, claro- para vender hipotecas.
Su discurso era otro: «El mundo cambia, el mercado inmobiliario también cambia, se mueve, y es bueno contar con apoyos. En UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios) lo saben y por eso son líderes en financiación de viviendas». Ella ha invertido en ladrillo: un piso en Madrid de 144 metros cuya propiedad comparte con sus dos hermanas, otros dos inmuebles en la capital de los que el Registro de la Propiedad no ha tenido a bien informar y una mansión en Marbella. Esta última propiedad es una casa de 474 metros cuadrados cuya propiedad la actriz comparte con su marido, el productor Pedro Larrañaga, y la hermana de éste, la actriz Amparo Larrañaga.

 

Más patrimonio


A Maribel Verdú sólo le faltó criticar a la sanidad pública, teniendo en cuenta que es accionista de las Clínicas Premium, con centros en Marbella y Estepona. Más allá de esta participación, la protagonista de «La buena estrella» no tienen cargos en empresas, «carencia» que suple con creces su marido, Pedro, hijo de los actores Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo. Empresario de éxito, administra once productoras, la inmensa mayoría sin empleados, y tiene cargos en otras tres. De las sociedades que controla, cinco de ellas no presentan cuentas y en las seis restantes contabiliza activos por más de cuatro millones de euros. Su firma con mayor capital es Trasgo Producciones SL, que acumula 2,4 millones de euros en activos, entre ellos un piso y un local.
También destaca Ver Teatro SL, la firma con la que Pedro Larrañaga explota el Teatro Maravillas, la sala madrileña que ahora mismo tiene en cartel una obra en la que participa su hermanan Amparo. Ver Teatro maneja 1,7 millones de euros y ganó en 2011, el último depósito contable disponible, 164.000 euros antes de impuestos.
La más ácida de la gala de los Goya fue Candela Peña. Aseguró que vio morir a su padre en un hospital público que carecía de mantas y de botellas de agua, algo que fue desmentido por el director del centro médico. También pidió a gritos trabajo para enderezar las cuentas de su empresa, Churripampi SL, denominada así, suponemos, en homenaje a las churripampas, un antiguo baile popular andaluz.

Tampoco presenta cuentas

María del Pilar Peña, de nombre artístico Candela, creó esta firma en 2007 para explotar sus derechos de imagen, pero nunca ha presentado los balances contables, así que no se puede saber qué tal va. En cuanto a inmuebles, la actriz ganadora de tres Goya por «Te doy mis ojos» (2003) «Princesas» (2005) y «Una pistola en cada mano» (2012), posee dos viviendas: un apartemento de 50 metros cuadrados en su localidad natal, Gavà (Barcelona) y un piso de 90 metros en pleno centro de Madrid.
Javier Bardem es uno de los actores más partidarios de utilizar actos culturales para sus reivindicaciones políticas... en España, porque cuando recogió el merecidísimo Oscar por su gran papel en «No es país para viejos», de los geniales hermanos Cohen, se limitó a los agradecimientos y no hizo ni una sola crítica al máximo exponente de los excesos del capitalismo, los Estados Unidos de América. En España, Bardem tiene dos empresas, la productora Pingüin Films, con la que ganó el pasado domingo el Goya al mejor documental, y Pura Ficción, que no presenta actividad. Pingüin tiene bienes por valor de 3,28 millones de euros y un único empelado. Parece que Bardem utiliza esta firma también como sociedad patrimonial, pues cuenta con tres inmuebles, un dúplex de más de 200 metros cuadrados en Madrid y otras dos propiedades en el norte de la Comunidad, en San Agustín de Guadalix, cuyo registrador de la propiedad se ha negado a informar por no considerar legítimo el interés periodístico.
La familia Bardem nunca ha ocultado su ideología izquierdista, comenzando por la matriarca, Pilar, que también es empresaria. Administra desde el año 2000 una sociedad con denominación casi guerracivilista: Rama 1939 SL. Se supone que es una productora, pero en realidad se trata de una sociedad patrimonial que no presenta cuentas. Tiene un capital social de 363.000 euros y sirvió a Pilar Bardem para comprar dos importantes inmuebles y ahorrar impuestos, gracias a las ventajas que proporciona el régimen tributario de las empresas respecto al de las personas físicas. Rama 1939 es propietaria de un chalet de más de 360 metros cuadrados construidos sobre una parcela de mil en Conil de la Frontera (Cádiz) y un piso de 101 metros cuadrados en Madrid.

Activos millonarios


Por su parte, su nuera, Penélope Cruz, tiene dos empresas en España, una que no presenta cuentas y otra bastente adinerada: Buble Gold SL, dedicada a la «compraventa de ropa, regalos, complementos e inversiones inmobiliarias», suma activos por más de dos millones de euros. La administradora es la madre de la actriz y tiene a su padre como apoderado. 

El mentor de la actriz, Pedro Almodóvar, dueño del emporio cinematográfico El Deseo, tiene hasta una SICAV, una sociedad de inversión de las que sólo tributan un uno por ciento del beneficio. Invirtió en ella 2,4 millones de euros, una pequeña parte de su fortuna, ya que sólo la sociedad cabecera de sus negocios cinematográficos, El Deseo SA, atesora más de 43 milllones de euros en activos.
En el recorrido por los actores más contestatarios no podía faltar el que ya es mucho más famosos por sus actividades de piquete en las huelgas que por su discreto talento como intérprete: Willy Toledo. El más rojo entre los rojos tiene una productora con su amigo Alberto San Juanque factura 400.000 euros y otra sociedad con 124.00 euros en activos. Willy Toledo tiene en Madrid una casa de protección oficial y un piso, a los que sumamos otra casa en un pueblo de Ávila y una finca rústica de más de 30.000 metros cuadrados en Tenerife.
Retomando a los más críticos de la pasada gala de los Goya, encontramos al cómico José Corbacho, que cargó contra todo lo que pudo. En su patrimonio aparece un inmueble unifamiliar de 260 metros cuadrados y una parcela de 500 en Vilassar de Mar (Barcelona), que compró en 2005 gracias a un préstamo de La Caixa de 694.000 euros.

http://www.abc.es/cultura/cine/20130223/abci-capitalismo-actores-201302231117.html 

No hay comentarios:

Publicar un comentario