lunes, 31 de octubre de 2011

La reforma pendiente para una educación de calidad

LAS RAZONES DEL CAMBIO / LOS DEBATES

La reforma pendiente para una educación de calidad

«Necesitamos un cambio de modelo educativo, dar mayor autonomía a los centros, potenciar la formación del profesorado y extender el bilingüismo»

De izda. a dcha., Begoña Ladrón de Guevara, María Dolores Villalba, Nicolás Fernández Guisado, Lucía Figar, Luis Carbonel, Juan Curcó y Luis Centeno
 
 
21 Octubre 11 - - R. Ruiz / B. V. Conquero
MADRID- El panorama de la educación española «es preocupante y desolador». Un 30% de los jóvenes españoles «no logra acabar la enseñanza obligatoria, y los que lo consiguen lo hacen con un nivel de conocimientos por debajo de la media de la OCDE», lamentó ayer la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, durante la mesa redonda que se celebró en LA RAZÓN. Se trataba de reflexionar sobre los retos pendientes en la educación española que debería afrontar el futuro gobierno ante la proximidad de la cita electoral del 20-N. En LA RAZÓN estuvieron algunos de los principales representantes de la comunidad educativa que expusieron las demandas del sector.

La Consejera madrileña hizo hincapié en que «el gran problema está en la ESO», por el elevado abandono escolar, y apuntó que los programas de apoyo existentes para los alumnos con dificultades «no están dando los resultados esperados». Sobre el profesorado, se mostró partidaria de mejorar la formación y la selección y destacó la necesidad de tener unas mínimas herramientas de evaluación de los resultados educativos, ya que «el sistema imposibilita distinguir al alumno que hace un esfuerzo del que no».

Para el director general de Fomento de Centros de Enseñanza, Joan Curcó, el horizonte que ahora se plantea debería estar cimentado sobre tres principios: «libertad, igualdad de oportunidades y calidad». A su juicio, «se debería asumir la complementariedad de la red pública y privada en igualdad de condiciones», del mismo modo que «deberían concertarse centros siempre que haya demanda suficiente de alumnos» para así garantizar la libertad de elección de los padres. Curcó se mostró partidario de profesionalizar la función directiva de los centros y, sobre todo, de darles una mayor autonomía, de por potenciar el bilingüismo desde los tres años, realizar evaluaciones externas de los centros, dar prioridad en Primaria a las asignaturas básicas y no descuidar a los alumnos con necesidades educativas especiales.

La presidenta de la Confederación de Padres de Alumnos (Cofapa), Begoña Ladrón de Guevara, expresó su preocupación por el «mal ambiente que se respira en muchos centros en los que padres y profesores acaban enfrentándose los unos con otros».  No obstante, dejó claro que los padres «tenemos el derecho y la obligación de ser los primeros educadores de nuestros hijos y confiamos en los colegios para que nos ayuden en esta labor». Entre las reivindicaciones de Cofapa se encuentra:potenciar la libre elección de centros, flexibilizar el horario laboral para atender, por ejemplo, las tutorías, favorecer la cultura del esfuerzo y la excelencia, extender el bilingüismo y despolitizar los modelos pedagógicos.

Sin miedo al cambio

Unpunto en el que hizo hincapié el presidente del sindicato independiente de profesores ANPE, Nicolás Fernández, fue en la necesidad de reformar el actual modelo educativo. «No hay que tener miedo a un cambio necesario porque España no ha superado el reto de la calidad con el modelo educativo socialista, que es el único que ha existido en España», dijo en referencia a la Logse. También se mostró partidario de aumentar el Bachillerato a tres años y de abordar ya «la gran reforma que la FP necesita».     

El presidente de la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), Luis Carbonel, cree que la escuela necesita «un cambio pedagógico, tecnológico y de contenidos» y no dudó en calificar la asignatura de Educación para la Ciudadanía como un «atentado contra la libertad». Carbonel también es de los que opina que es preciso un cambio del modelo educativo actual. «No queremos parches sino un cambio radical de planteamientos», dijo. También demandó una prueba nacional de homologación de conocimientos en España y se mostró contrario a la huelga que durante estos días mantienen los profesores e incluso apostó por una gestión privada de las escuela pública.

Prestigiar la pública

En representación de este tipo de centros acudió María Dolores Villalba, vicepresidenta de la Plataforma para la Mejora de la Escuela Pública, que se mostró partidaria de recuperar el prestigio que  este modelo educativo ha tenido en otro tiempo.  Villalba apostó por «dar una solución a los niños que fracasan, por revisar el sistema educativo a fondo, evitar la excesiva burocracia para los profesores, flexibilizar el horario para permitir la conciliación laboral y conseguir profesores que sean bilingües y bien formados en las nuevas tecnologías». También se quejó de que, en ocasiones las escuelas se conviertan en plataformas reivindicativas y «si hay que recortar fondos para la educación se debe hablar y explicar de forma pedagógica».

El director de la asesoría jurídica de Escuelas Católicas, Luis Centeno, reclamó el mismo tratamiento para la enseñanza pública y la concertada y una estabilidad normativa para el sistema  educativo porque «no necesitamos más experimentos, lo que hay que hacer es dar más autonomía a los centros. Centeno reconoció que las escuelas concertadas «sobreviven gracias a las aportaciones que realizan las familias» y se mostró partidario de eliminar del curriculum académico la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

LOS EXPERTOS OPINAN
Lucía Figar
Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid
«El gran problema está en Secundaria: se acepta el apoyo a los más rezagados, pero no el de los más brillantes»

Juan Curcó
Director general de Fomento de Centros de Enseñanza
«No nos podemos permitir la elevada tasa de fracaso escolar que tenemos. Es un drama para nuestro país»

Nicolás Fernández
Presidente del sindicato de profesores ANPE
«No debemos tener miedo al cambio. Nos queda pendiente una gran reforma educativa»

María Dolores Villalba
Vicepresidenta de la Plataforma para la Mejora de la Escuela Pública
«La escuela es una apuesta de futuro y por eso queremos recuperar el prestigio de la enseñanza pública»

Begoña L. De Guevara
Presidenta de la Asociación de Padres Cofapa
«La colaboración con los profesores debe ser estrecha, porque si no, rompemos al niño»

Luis Carbonel
Presidente de la Asociación de Padres Concapa
«Educación para la Ciudadanía es un retroceso y una intromisión en la libertad de enseñanza»

Luis Centeno
Director de la asesoría jurídica de Escuelas Católicas
«La escuela concertada sobrevive gracias al apoyo de las familias porque recibimos menos financiación que la pública»

PETICIONES AL FUTURO GOBIERNO
1.- Pacto de Estado
Es necesario un acuerdo para acometer una gran reforma que elimine la ideología de las aulas.
2.- Autonomía
Los centros exigen una menor intervención por parte del Gobierno y un sistema menos rígido.
3.- Profesionalización
Fomentar la formación  continua del profesor y apoyar su autoridad  desde las instituciones.
4.- Libertad
Se debe garantizar el derecho de los padres a escoger el centro educativo que deseen.
5.- Evaluaciones
Para mejorar el rendimiento educativo es necesario imponer evaluaciones continuas.
6.- Bilingüismo
Los idiomas son el futuro. Por ello, es imprescindible que  la educación bilingüe llegue a todos los centros.
7.- Bilingüismo
Los idiomas son el futuro. Por ello, es imprescindible que  la educación bilingüe llegue a todos los centros.
8.- Esfuerzo
Los alumnos deben recuperar la cultura del esfuerzo y del logro para elevar el nivel educativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario