miércoles, 4 de mayo de 2011

La Junta consuma su «enchufazo» de 20.000 contratos a dedo


España


Griñán camufla su polémica medida como una «reordenación del sector público»

Día 04/05/2011


La Junta de Andalucía sólo ahorrará al año tres millones de euros en salarios con la aplicación de la Ley de Reordenación del Sector Público, normativa conocida como «funcionariazo» o «ley del enchufismo», por la que se integra en la administración a más de 20.000 contratados encuadrados en las empresas públicas de la Junta. La reforma, que ha sido duramente criticada por la gran mayoría de los empleados públicos, se aborda con el argumento de la necesidad de suprimir empresas públicas —reconvertidas en agencias— para recortar el gasto, pero la Junta admite que el ahorro no superará los tres millones de euros.


El Consejo de Gobierno aprobó el pasado martes los estatutos de las nuevas agencias surgidas con el desarrollo de la ley y que modifica el organigrama de la Administración. Mar Moreno, consejera de la Presidencia, defendió las, a su juicio, bondades de un proceso de reordenación del sector público andaluz, que calificó de «complejo» y también de «necesario», en el que primará la austeridad, y donde no se recortarán «derechos de los trabajadores ni servicios públicos».
Toda esta reestructuración, que cuenta con el apoyo de UGT y de CC.OO., pero que ha sido denostada por el resto de los sindicatos y ha provocado decenas de manifestaciones, supondrá para la Junta un ahorro anual de tres millones de euros en sueldos, la supresión de 116 puestos directivos y la desaparición de 114 entes públicos. 


Una reordenación que conlleva además la incorporación a las nuevas agencias de más de 20.000 trabajadores externos procedentes de la «Administración paralela», aunque Mar Moreno negó que entraran «por la puerta de atrás».


Según el nuevo organigrama de la Junta, la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia modifica su estructura con la creación de la Agencia Andaluza del Conocimiento, como agencia pública empresarial y la supresión de la Secretaría General de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. La Consejería de Empleo se ve afectada con la aprobación de los nuevos estatutos del Servicio Andaluz de Empleo, que se convierte en agencia de régimen especial.


En el ámbito de Salud, la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Costa del Sol pasa a convertirse en la cabecera del grupo integrado por las agencias Bajo Guadalquivir, Alto Guadalquivir y Poniente. En la Consejería de Agricultura y Pesca se crea la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera y desaparecen la empresa Pública de Desarrollo Agrario y Pesquero y el Iara. Cultura crea la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales. 

Y la Consejería de Medio Ambiente modifica su organigrama con la creación de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, al tiempo que impulsa una Secretaría General del Agua y desaparece Egmasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario